Algunos problemas propios de la adolescencia:

  • Trastornos de conducta:
    • Agresividad.
    • Desafío a los padres.
    • Mala compañías.
    • Consumos de sutancias ilegales, etec.
  • Fracaso escolar:
    • Dificultades de aprendizaje.
    • Sobredotación.
    • Déficits cognitivos, etec.
  • Trastornos emocionales:
    • Ansiedad generalizada.
    • Ansiedad por separación.
    • Fobias.
    • Pánico con agorafobia.
    • Estados depresivos, etc.
  • Adicciones.
  • ......y otros.

La Adolescencia es una etapa convulsa, caracterizada por profundos cambios, tanto físicos como psicológicos, no exenta de riesgos.

La adaptación a dichos cambios no es una tarea fácil, ni para el joven ni para su entorno. El asalto de las hormonas, las consiguientes transformaciones corporales, la mielinizacion del lóbulo frontal cerebral, las contradictorias demandas del entorno a quien no siendo ya un niño tampoco es un adulto, etc., lo intalan en un permanente conflicto consigo mismo y con los demás: un sello característico en la búsqueda de su propia identidad.

Se produce un alejamiento de la familia y una necesidad creciente de los amigos. Integrarse en el grupo de iguales y encontrar su lugar en él, adquiere una importancia que a los adultos, algo desmemoriados, se nos antoja inusitada.

El modo en que se resuelvan los conflictos propios de las adolescencia marcará de forma decisiva la personalidad futura del individuo. Algunos de estos conflictos pueden adquierir naturaleza de problema que aonsejen la atención especializada de un profesional. Un consejo y orientación que de forma personalizada y ajustada a cada caso en particular ponemos a disposición de padres y adolescentes desde este Centro.